Home Valoración

Valoración

Cómo todos los negocios la base de valoración de una lotería LAE o un estanco será siempre el nivel de rendimientos que genera. Aconsejamos vivamente abstraerse de la mitología, tanto positiva como negativa, que acompaña a determinados negocios y centrarse en los números. No obstante, la peculiaridad de los estancos y las loterías hace que deban tenerse en cuenta otros aspectos algunos de ellos un tanto complejos o peculiares de un sector que opera bajo criterio de competencia restringida.

 

Valoración de un Estanco

Cómo adelantábamos anteriormente, la correcta valoración del estanco se inicia por una correcta y exigente comprobación de su actual nivel de ventas así como de la evolución de las mismas en los últimos tres años. La comprobación del nivel de ventas en un estanco se nos facilita por el hecho de que junto a los métodos ordinarios tenemos la posibilidad de acudir al volumen exacto y periodificado de sus compras al distribuidor LOGISTA SA que opera de facto en régimen cuasi-monopolístico.

La evolución de los últimos años recogerá, la forma en que se ha adaptado el negocio a los cambios legislativos constantes de los últimos años y en concreto a la entrada en vigor de la Ley 42/2010 de 30 de diciembre, por la que se modificó la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco y sus sucesivas adaptaciones y modificaciones.

La restricción o ampliación de puntos de venta del segundo canal afecta al sistema de distribución del producto. La prohibición y posterior autorización de venta en el caso de quioscos (en via pública y en local ) o en gasolineras o la reciente autorización de venta en Tiendas de conveniencia, generan distorsiones en tanto que todos estos puntos se suministran en los estancos. Esas afectaciones deben ser analizadas escrupulosamente.

Por otro lado no deben analizarse las ventas por sí mismas si no también el modo en que se realizan. La proporción y el peso de la venta de segundo canal dentro de la venta global y la forma y distribución de los puntos, la intervención o no de distribuidoras externas o empresas de vending, nos deben dar una lectura fiable sobre el mantenimiento o expansión futura del negocio. 

 

Valoración de una Loterias LAE

Cómo en el caso de los estanco, la correcta valoración de una lotería se inicia por una correcta y exigente comprobación de su actual nivel de ventas así como de la evolución de las mismas en los últimos dos años. La comprobación del nivel de ventas en un LOTERIA INTEGRAL O ESTABLECIMENTO RECEPTOR MIXTO DE APUESTAS se nos facilita enormemente por el hecho de que tenemos a nuestra disposición el volumen exacto y periodificado de sus ventas y comisiones emitida por LAE, con su IVA y su sujeción a retención con lo cual el ingreso presenta pocos problemas, aunque si alguno. Otra cosa es la debida justificación de gastos.

La evolución de los últimos dos años recogerá, la forma en que se ha adaptado el negocio a los cambios legislativos de los últimos años y en concreto al inicio del proceso liberalizador de los puntos de venta por parte de LAE. Debe comprobarse que afectación ha tenido la puesta en marcha de la autorización de venta de lotería nacional en los ESTABLECIMIENTOS RECEPTORES MIXTOS. Si ello le ha provocado un incremento de ventas o una bajada en la ADMINISTRACIÓN DE LOTERIA INTEGRAL. Esas afectaciones deben ser analizadas escrupulosamente.

Por otro lado no deben analizarse las ventas por sí mismas si no también el modo en que se realizan. La proporción y el peso de la venta de LOTERIA DE NAVIDAD dentro de la venta global y la existencia o no de puntos de distribución externos, así como los acuerdos expresos con cada uno de ellos nos ayudarán a tener una visión más fiable sobre el mantenimiento o posible expansión futura del negocio. 

 

Valoración de un Negocio Mixto

Cómo se explica en el punto anterior, la correcta valoración de una lotería se inicia por una correcta y exigente comprobación de su actual nivel de ventas así como de la evolución de las mismas en los últimos dos años. Pero en el caso de los establecimientos receptores mixtos de apuestas y, ahora, loterías deben tenerse en cuenta ciertas peculiaridades. El mixto es un negocio de carácter complementario por lo que la afluencia de público puede condicionarse además de por su ubicación, por cual sea su actividad principal. Una actividad principal, como en el caso de los estancos que genere sinergias de venta puede incrementar mucho los volúmenes. Por ello, debe tenerse en cuenta que en caso de cambio de emplazamiento o de actividad principal, para bien o para mal, los volúmenes de ventas de años anteriores no nos servirán como indicativo a efectos de valoración. Ésta deberá centrarse en valorar la nueva ubicación, la distancia de los puntos más próximos, los niveles de competencia restringida y el flujo de venta diaria de la actividad principal.

Por otro lado reiteramos la importancia de la evolución de los últimos dos años cuando el negocio se transmite junto con la actividad principal que explicará cómo se ha adaptado el negocio a los cambios legislativos de los últimos años y en concreto al inicio del proceso liberalizador de los puntos de venta por parte de LAE. Debe comprobarse que afectación ha tenido la puesta en marcha de la autorización de venta de lotería nacional en los ESTABLECIMIENTOS RECEPTORES MIXTOS. Si ello le ha provocado un incremento significativo de las ventas en el punto que se desea adquirir. 

 

Requisitos

En concordancia con lo explicado en los puntos anteriores los requisitos documentales que deben  exigirse en la negociación de este tipo de operaciones deberán incluir como mínimo los resúmenes trimestrales de LOGISTA SA en el caso de los estancos y de LAE en el caso de las Loterias y Mixtos, de los tres últimos años. A esto deberá añadirse la documentación fiscal que ordinariamente solicitan las entidades de crédito para otorgar la financiación de la operación. Los impuestos trimestrales y resúmenes anuales. En el caso de los estancos el modelo fiscal clave será el pago a cuenta del IRPF (modelo 130) así como la quinta hoja de la declaración anual del IRPF (modelo 100) en que se explicitan los ingresos y gastos de la actividad. En cambio para las loterías, deberemos exigir los modelos 303 de IVA y  el correspondiente resumen anual 390, ya que la expedición de loterías está sujeta a IVA y tales declaraciones nos darán una imagen fiel del volumen actual del negocio. Junto con los ingresos deberán justificarse los gastos. Es importante conocer los gastos que tendrá el nuevo titular no los que tiene el actual. (Por ejemplo: Cuál será el nuevo alquiler, que renta y en qué condiciones). En el caso de las loterías y estancos será importante conocer y valorar si LAE o el comisionado nos obligará a realizar para adecuar las instalaciones a las nuevas exigencias. En el caso de los estancos adquiere también una enorme trascendencia conocer el periodo concesional por el que será otorgada la Expendeduria de tabaco y timbre.